JORGE MIYAGUI

A R T E   T O T A L

INDIVIDUALES


ARTE=VIDA, VIDA=POLÍTICA, POLÍTICA=ÉTICA. El Sr. Miyagui contraataca desde el Averno. 2002

  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page

ARTE=VIDA, VIDA=POLÍTICA, POLÍTICA=ÉTICA 
Contraataque al colonialismo cultural o la construcción de espacios alternativos y autónomos. 


“Mientras haya alguien luchando ninguna voz está perdida”. Clifford Geertz



Todos los juegos de poder, el arribismo, la prevalecencia de la imagen pública y la cosa light que encontramos en nuestro panorama artístico cultural responden a un modelo de civilización basura basado en el egoísmo, la competencia, la fama y el dinero; es decir, en los valores de la sociedad capitalista difundidos sobretodo a través de los medios masivos de comunicación, como la prensa y la televisión, que continuan con el colonialismo cultural al que el mundo andino se resiste desde hace más de 500 años formando, con la contracultura urbana espacios de resistencia más amplios y plurales. Pensamos el arte en función de su potencialidad transformadora, subversiva y revolucionaria, proponemos un arte crítico y de concientización, un arte que responda a nuestros intereses y objetivos como colectividad para que la producción no se limite a un diálogo entre artistas y gentita chic. 

Al no ser posible un arte ajeno al contexto, no entendemos ese arte que habla sobre el arte en un país en donde más del 75% de la población se debate en la pobreza, no entendemos ese arte que, con un discurso pseudo-espiritualista sólo busca la consagración del artista y el éxito en el mercado. No entendemos la sumisión y la lameculería hacia los espacios oficiales y sus respectivos voceros, llámese críticos, curadores, galeristas. No entendemos tampoco la actitud de algunos artistas que tienen que pedir a algún critico con prestigio que les escriban sus reseñas por su incapacidad de sustentar su propio trabajo. Es hora, siempre es hora, de crear espacios de resistencia, espacios alternativos en donde la creación esté más cerca de los sectores mas amplios de la población, para que el arte deje de ser de una vez un adorno social o un privilegio de clase. El arte nos ha dejado de interesar en tanto arte, nos interesa en función de la utopía que tenemos detrás para hacer arte, nuestro arte es un instrumento de lucha.

Jorge Alberto Miyagui 
Enero de 2002

arte marcial